collage

collage

martes, 23 de agosto de 2016

MODELI HANDMADE. COMO TE LO CUENTO.



Este verano, las circunstancias me han impedido disfrutar de uno de esos paraísos terrenales que aparecen en las revistas de viajes o en el Instagram de Naty Abascal. Sin embargo, he aprovechado mis días de asueto realizando trepidantes actividades, como mirar fijamente al techo durante horas o  comer helados de Häagen Dazs hasta el desmayo.  Ah!, y recuperar un antigua afición que casi tenía olvidada: confeccionar mis propios modelitos. Sí, como la señorita Pepis.



No practicaba el fashion handmade desde finales de los 80, época en la que encontrar ropa era doblemente complicado para mí: por un lado estaba el eterno problema del tallaje, y por otro, que yo era una moderna con el pelo de colores, las medias rotas y unos outfits que hasta Marilyn Mason se hubiera negado a llevar. Mi fuente inspiradora era el afterpunk o algo parecido.  Era complicado encontrar en las tiendas aquellos diseños imposibles que venían en los fanzines londinenses, así  que no quedaba más remedio que hacer un hueco entre cardado y cardado y solucionar tremenda  tragedia  con aguja y dedal. Os podéis imaginar el nivel. Cierto es que con la práctica y (sobre todo) la inestimable ayuda de mi amatxu, la cosa mejoró bastante. Pero en cuanto se me pasó la fiebre postmoderna, abandoné aquellos hábitos (nunca mejor dicho) y pasé a comprar en las tiendas, dejando atrás atípicos diseños. 


No podía sospechar que este veraneo urbanita que me ha tocado vivir, me empujaría de nuevo al mundo de la confección y tendría tiempo para hacerme algunos vestiditos que poco a poco os iré mostrando. Hoy,  os presento la primera muestra de mis creaciones: “Tuerking Yelow”.


“Tuerking Yelow” es un vestido de corte clásico, sin alardes de ingeniería: ni pinzas ni frunces. Está confeccionado en dos únicas piezas: tela trasera, tela delantera y ya. Lo que se dice moda nórdica para principiantas.


Por supuesto, nada tiene que ver con los sofisticados trabajos de algunas de mis amiguitas blogueras: Charo Murciano de “Cosiendo y aprendiendo” con sus originales propuestas y trucos,  las ideas de “El rincón de la creación” o los delicados diseños de  “La Modista de Atenea” … Pero chicas, creo que para ser el primero desde hace 76 años, no ha quedado del todo mal…


¿Qué por qué “Tuerking Yelow”? A la vista está: su estampado es un variado de tuercas y tornillos sobre fondo amarillo que me parece muy diver. Para el cuello mezclé el corte barco asimétrico con un pliegue estilo oriental #porqueyolovalgo.  



Además, es la mar de versátil: Con unos taconazos de vértigo, resulta perfecto para acudir al nombramiento del nuevo cónsul honorario… Tranquilas, si el cónsul no lleva las gafas de cerca, no se dará cuenta del atrevido estampado.



Y con unas sandalias ya tienes el look ideal para ir al Supersol. 



Para completar el outfit casual he recuperado del baúl de los recuerdos un bolso que parece creado para este look. Es de la antigua MARPLE ROAD, ahora dedicada al rollo Renata&Go pero sin olor a ambientador.  



En el joyerío destaco este anillo que encontré por 1 euro. No, no es de Bvlgari, es un vintage de H&M.



En el caso del look más sofisticado, cambié el bolso estilo Doctor's por este XS con lentejuelas en los mismos tonos. 


Escarpin destalonado y clutch de paillettes, el cónsul lo va a flipar con tanto estilazo, espero que se haya tomado la pastilla de la tensión.



¿Qué os ha parecido mi creación “Tuerking Yelow”? ¿Monto un InditeXXL o mejor me dedico a comer helados de forma profesional?  En vosotras dejo tan importante decisión. De momento, tengo en la nevera un Strawberry Cheesecake que tiene que estar de muerte. Espero vuestros comentarios, ¡hasta pronto!

miércoles, 17 de agosto de 2016

ME PONGO MINIFALDA PORQUE ME GUSTA Y ME DA LA GANA


Y punto. Desconozco si existe alguna ley no escrita que dice que las gordas no pueden enseñar las piernas, pero a juzgar por lo que percibo en las calles, parece ser que sí. Debe tratarse de uno de los famosos DIEZ MANDAMIENTOS plus size, que tantas adeptas secundan y que suscribió el famoso diseñador griego Andreas Misóginos. Recordemos su máxima:

"Si pesas más de 65 kilos, jamás llevarás minifalda"


Pues va a ser que no, Andreas. Ya es hora de que olvidemos complejos absurdos y desterremos frases como "Mis rodillas son dos galletas campurrianas", "¿Dónde voy yo con estas patas de elefante?" o "¿Cómo me voy a poner mini? ¡Si con una de mis piernas come durante un año toda la población de La República Democrática del Congo!...". Se acabó queridas: si te gustan las minifaldas, te las pones PORQUE TE DA LA GANA.


He de confesar que, paradójicamente, con menos años y menos kilos yo era de las que se negaba a utilizar esta prenda. Sentía que, si salía a la calle con minifalda, todo el mundo se giraría para mirarme y comentar las características de mis cachas: desde el tamaño, hasta los gemelos, pasando por la celulitis y el tobillo, mis piernas serían sin duda el comentario general del universo.


Hasta que un día me la puse. Y ni sonaron las trompetas del Apocalipsis, ni fui trending topic mundial, ni se abalanzó sobre mí la policía nacional para taparme aquellas dos columnas jónicas con las que caminaba. No sucedió nada. Bueno, sí: ME SENTÍ LIBRE


Solo hay una cosa indispensable para ponerse la minifalda: que la prenda te guste. Por eso hoy, os muestro un vestido minifaldero que me encanta. Lo encontré en las rebajas de ZARA y se trata de una L enorme confeccionada en antelina de verano troquelada. El corte me parece perfecto.



Para asalvajar un poquito el outfit, elegí este bolso vintage de Uterqüe, en su web podréis encontrar la nueva colección, como siempre inspiradora.



También de ZARA son los pendientes...



Rollo africano por 3'99. Me compré 655 pares de diferentes modelos. Tengo pendientes hasta el 2068.



Y la joya de la corona. ZARA ya ha introducido su nueva colección y los zapatos son absolutamente deliciosos. Amo el revival del tacón  cuadrado al más puro estilo Mia Farrow 1970...



Pero, además, este tacón esconde sorpresa... En su interior, tiene forma de media luna: un doble salto mortal perfecto para la minifalda. 



¿Y vosotras? ¿Acostumbráis a llevar minifalda? ¿Os resulta incómoda? Si no la utilizáis, ¿cuál es el motivo? Espero vuestros comentarios... Mientras tanto, a seguir disfrutando del verano y, por supuesto, de la minifalda. ¡Hasta pronto!...

miércoles, 10 de agosto de 2016

SELECCIÓN ROPA DE BAÑO TALLA GRANDE 2016


¿Qué todavía no has encontrado tu ropa de baño para este verano? Pues ya nos podemos dar prisa, porque a este paso llegamos a Navidad y todavía estamos buscando un bikini que nos pegue con el color de los ojos. Actualmente existen muchas tiendas en las que podemos encontrar ropa de baño en talla grande, así que hoy os propongo una selección de piezas y tiendas entre las que podéis escoger el que mejor os vaya. Comencemos este refrescante paseo.


Tara Lynn propone este dos piezas de H&M estampado. He de confesar que yo me siento más cómoda con bañador, pero este tipo de diseños plus lo tienen todo para dar el resultado que esperamos. Por el talle alto de su braguita y el diseño de su parte superior, generalmente  suelen ser bastante prácticos.


Como os digo, yo soy más de apostar por una pieza básica, tanto en su forma como en el color. Estos diseños nunca pasan de moda y siempre aciertas si eliges bien el tono. Este en rojo coral de LA REDOUTE  tiene un color infalible, ya estés pálida como la horchata de chufa o negra como Valentino después de su sesión de solarium diaria. Hasta la 50. 


Otro ejemplo de diseño básico es este en negro de VENCAhasta la 3XL. Precioso.


En negro también tenemos este de ASOS, hasta la 54. El diseño es más arriesgado que los anteriores, pero resulta muy elegante. 


La firma de tallas grandes MS MODE ha diseñado este modelo de bikini para las más tropicales. En este caso, la braguita es de talle bajo, todo depende de cada cuerpo para que nos sintamos más o menos cómodas. Me encanta el estampado ácido, un clásico animal-tropic que nunca pasa de moda.


Sin salir del trópico MOD CLOTH, nos lleva al palmeral con este modelo tan veraniego y versacesco. Solo lo tienen hasta la talla XL, pero me gusta tanto que yo entraría hasta en un XS, aunque necesitara de la ayuda de un tractor agrícola para ponérmelo.


En este modelo, no existe problema de tallaje: hasta la 4XL, también de MOD CLOTHPara las fans de los bikinis, existe en dos piezas. 



Y para floresta, la de este bañador de VERANGO PLUS de El Corte Ingles. Una auténtica explosión de color. 


Cómo esta preciosidad con cuello halter de ÉNFASIS que encontraréis hasta la talla 46. Sé que muchas pensáis que con este tipo de cuellos no es cómodo tomar el sol. Pues nada: con la tira del cuello te apañas de maravilla convirtiéndolo en un escote palabra de honor. Palabra de honor. A mi me encanta este diseño.  


Otra tanda de dos piezas: FOREVER 21 tiene una gran gama de bikinis en talla grande. Este de bananas es de lo más cuki...


Como este modelo a rayas, también de FOREVER 21... Ya sabéis que soy la presidenta del AFER (Asociación a Favor del Estampado a Rayas) y que cualquier cosa que me encuentro con este dibujo me la compro. Y si no me rayo. 


El estampado de flores es otro que resulta difícil de encontrar, al menos en su versión menos rancia. Esta oda floral tan poética la encontraréis en la tienda online SIMPLE B


¿Qué os ha parecido la selección? ¿Con cuál os quedáis? ¿Sois más de bikini o de bañador? Espero vuestros comentarios, feliz verano y... ¡Hasta pronto!