collage

collage

martes, 17 de octubre de 2017

BOLSO VALENTINO & BÁSICO METAL GIRL


Todas tenemos en nuestro fondo de armario una pieza especial que guardamos con mimo y delicadeza y que da relevancia a los looks más básicos… Ya sea una joya o un complemento, lo veneramos como un tesoro y hasta el simple hecho de contemplarlo nos parece algo delicioso. Supongo que para quienes no han sentido nunca esa experiencia, y con la que está cayendo, el que un cinturón logre llenar vacíos existenciales puede resultar hasta pornográfico. Lo entiendo, pero os aseguro que es algo inevitable que nace de lo más profundo del ser absoluto.


En mi caso, yo sería capaz de ir descalza o salir a comprar el cuponazo de la ONCE en pijama de felpa sin problema… Pero jamás, jamás prescindiría de la sensación que puede provocarme tener en mi poder un bolso determinado. Supongo que Freud tendría una sabrosa explicación para esta extravagancia, pero la verdad es que me importa más lo que opina Bob Esponja.

                          


Voy más allá: si ahondando en esta pasión arrebatadora, tuviera que determinar mi amor por un diseño concreto, el que ganaría sería este modelo flap de Valentino distribuido por Carabia Showroom y que ya me habéis visto en otros colores y diseños… En los enlaces podéis encontrar más firmas y diseños italianos absolutamente maravillosos.


¿No os parece delicioso mi flap bordeaux? I love it que te mueres. Pertenece a la línea RITA de VALENTINO y es el modelo Pattina.



Con un tono burdeos  must de la temporada, tiene el tamaño perfecto para la mujer moderna: cabe el móvil, las llaves y la tarjeta de crédito ¿Se necesita algo más? IDEAL. Si buscáis más colores o diseños AQUÍ tenéis todas las propuestas de la firma.


En esta ocasión lo he combinado con un outfit en negro que mezcla lo básico de esta blazer de H&M y una camiseta estilo metal de Bershka



Negro roto con volantes, redecilla en las mangas y mensaje frontal en plan “Las mujeres somos la pera limonera, maja!” o algo así. La tenéis AQUÍ hasta la L, pero da bastante más talla.


¿Qué os ha parecido el festival de básicos de esta semana? ¿También vosotras tenéis debilidades incontrolables como mi bolsito flap de VALENTINO? Mientras pensáis en la respuesta, yo os espero en mi cuenta de IG @idoiabilbao y en @21buttons ¡Hasta pronto!


martes, 10 de octubre de 2017

EL MISTERIOSO CASO DE UNA GORDA QUE ENCONTRÓ NOVIO


Hola amigas, si hace unos días hablábamos de la Leyenda de las etiquetas XXL, hoy quiero plantearos otro gran enigma de la humanidad: "EL MISTERIOSO CASO DE LA GORDA QUE ENCONTRÓ NOVIO". Os pongo en antecedentes: el otro día me encontré con un programa que entrevistaba a una mujer obesa mórbida. En la exposición del caso se trataron sus graves problemas de salud y la titánica lucha por superarlos, algo que la joven estaba consiguiendo con tesón y mucho esfuerzo. Después de ponerse en manos de expertos y tras dietas y operaciones, casi había logrado su objetivo de volver a tener un peso sano. Sí, hasta aquí, un testimonio de superación... Pero lo que realmente llamó mi atención, fue como en dicha entrevista se subrayó que la chica tenía pareja. ¡¡¡PAREJA!!! Aquella mujer con talla 60, ¡había encontrado un novio, tía! Y eso no era lo más increíble: el chaval era delgado.

En una ocasión, escuché como en una fiesta de compromiso una imbécil decía a la novia "¿Ves cómo tú también te puedes casar con un hombre guapo?" La novia pesaba 65 kg y para la imbécil de marras, pesar más de 40 era una maldición infernal. Pero EL MISTERIOSO CASO DE LA GORDA QUE ENCONTRÓ NOVIO no es algo nuevo: a gran parte de la sociedad en la que vivimos le extraña que una chica con talla grande pueda resultar atractiva para los hombres, y se sorprenden al verlas  pasear de la mano de un varón. Mucho más si él varón es considerado  atractivo... Están completamente convencidos de que el muchacho, si está con una gorda y encima es guapo, tiene una tara irrecuperable. Da igual que seas inteligente, idiota, divertida, sosa o premio nobel de física. Eres gorda, amiga mía, y es incomprensible que un hombre con sus facultades mentales sanas esté contigo. Más aún: que mantenga sexo contigo. ¿Qué hace Arturo con ese trol? Algo... no les cuadra.

Pero no, por muy extraño que les resulte a algunos, por muy perverso que pueda parecer, el mundo está lleno de mujeres maravillosas que encuentran hombres increíbles y al revés. El tiempo es la clave para saber que no hay nada más aburrido que seguir los cánones establecidos…  Pero hasta llegar a esta conclusión, hay muchas mujeres que se pierden en el camino, que sufren, que se encierran en la caja de galletas y no vuelven a salir… ¿Algún día alguien se sorprenderá porque una modelo que usa la 32 tiene novio?… A mí me parecería algo normal y maravilloso. Porque el envoltorio, como diría Rhett Butler: “Francamente querida, me importa un bledo”…



Os dejo reflexionando hasta el próximo post, mientras tanto nos vemos en IG @idoiabilbao y en @21.buttons , la APP en la que todo el mundo encuentra las prendas menos yo. ¡Feliz semana!

martes, 3 de octubre de 2017

EL ROJO TAMBIÉN ES XXL


Hacía mucho que no me enamoraba de una prenda al entrar en una tienda de tallas grandes. Era como una maldición que venía desde tiempos ancestrales y que a punto estuvo de convertirme en uno de los testimonios que van al programa de Iker Jiménez. Pero hace unos días, la maldición se rompió, entré en VIOLETA BY MANGO y vi un vestido maravilloso que susurrante me decía desde su percha: "tengo que ser tuyo"



Hacía tiempo que no me decían eso, unos 300 años, así que me lo probé y... ¡BINGO!  A pesar de que en su mayoría los patrones de estas prendas están diseñados para mujeres altas y yo mido poco más de medio metro, el vestido me quedaba como un guante. Por supuesto, a la modelo de la web (señora de probablemente 1'85 cm de estatura) le queda más corto que a servidora. No se puede ser perfecta... 


Buscaba algo sofisticado en color rojo y esta era la opción ideal...



Amo sus mangas fruncidas con volúmenes y ese rojo absoluto que sienta bien aunque no quieras. Un rojo que es complicado encontrar en las tiendas del ramo y que, en este caso, iluminaba la tienda como si fuera un rayo láser de esos que ponen en el Amnesia




Y si a todo eso le unimos un amplio tallaje, la propuesta casi resulta perfecta. Lo tenéis hasta la 54.  Así como os lo cuento. Como con todos los vestidos de estilo sofisticado, simplemente basta con introducir un elemento rompedor como unas zapatillas deportivas, para que pierda todo el boato y se convierta en una pieza diaria de lo más chic. Lo podéis encontrar AQUÍ.


El bolso es una de las joyas de CARABIA SHOWROOM de la firma VALENTINO... Pronto os enseñaré más modelos de temporada de este showroom italiano que distribuye las mejores marcas. En el enlace podéis visitar su web y en este link, algunas de las propuestas VALENTINO.


¿No es precioso su diseño chanelero? A partir de ahora todos mis bolsos serán en esta línea, ¡me encanta VALENTINO! Para completar el outfit elegí unos zapatos de pulsera de Coolway. Son del siglo XII pero me resultan comodísimos y no estoy dispuesta a jubilarlos.


Espero que os haya gustado esta nueva propuesta, siempre es una delicia encontrar colores explosivos durante la temporada otoño/invierno. Prometo hacerme con todo lo que me haga sentir como si enero fuera agosto. Hasta entonces, nos encontramos en IG @idoiabilbao y en la fantástica @21.buttons donde jamás encuentro las prendas para ser etiquetadas. Una vez llegué a tardar 3 años en etiquetar un look, record absoluto. ¡Hasta pronto!


martes, 26 de septiembre de 2017

TENDENCIAS EN NUESTRO ARMARIO


Las mujeres que utilizamos talla grande tenemos que tener una  gran imaginación para llevar las propuestas de temporada y no caer en el averno del diseño plus size y sus atroces piezas del año II A.C. Al contrario de cualquier persona con un tallaje considerado "convencional" para las marcas, nosotras no llegamos a la tienda, nos gusta algo, nos lo probamos y lo compramos. En nuestro caso el proceso es harto diferente y nada apasionante. Paso a mostrar un breve resumen de los pasos que sigue una mujer con más talla de la 46 para hacerse con algo de ropa:

  1. Llegamos a la tienda.
  2. No encontramos nada que nos entre.
  3. Vamos a otra tienda.
  4. Vamos a otra tienda.
  5. Vamos a otra tienda.
  6. Vamos a otra tienda.
  7. Y otra.
  8. Y otra.
  9. Por fin encontramos nuestra talla en una firma... Pero es todo tan horrible que preferiríamos tener relaciones sexuales completas con un Orco antes de ponernos eso.
  10. Buscamos otra tienda. Nos encanta un vestido y, sorprendentemente, ¡en la etiqueta figura nuestra talla! Obviamente está agotada.
  11. Nos vamos a otra tienda.
  12. Y a otra.
  13. Entramos en una tienda especializada en tallas grandes. Un vestido básico de color azul marino parecido al toldo que tiene mi cuñada cubriendo su porche cuesta 2000 libras esterlinas. Pasamos.
  14. Entramos a Accesorice, nos compramos un coletero con forma de espiral que no machaca el pelo y nos vamos pa' casa.
Sí amigas... Esta sería una jornada de compras en un centro comercial cualquiera para una mujer con talla grande.  Aquellas que seguimos considerando que la liturgia de salir de compras por las tiendas es algo encantador, lo tenemos muy difícil.  Por eso, para estar a la altura de las tendencias, tenemos que tirar de imaginación. Mucha imaginación.  




Esta semana, quiero que buceemos en nuestro armario y recuperemos aquellas prendas que lograste encontrar en un esfuerzo titánico y que, con un poco de imaginación, hoy podemos recuperar porque han vuelto a los comercios... En otra ocasión ahondaremos en el tema "Cómo evitar que nos tomen el pelo con tendencias que nos venden como nuevas pero tienen más años que Madonna". De momento, abre tu armario, porque seguro que tienes prendas de esta temporada 2017 que compraste hace 9 años. 



LUNARES
Si la pasada temporada los lunares ya ocuparon espacio en la lista de tendencias,  este otoño regresan para quedarse, por lo menos hasta que bajemos a los 15 grados bajo cero. Vestidos, camisas, faldas, zapatos... Rebuscad en vuestra memoria fashion y seguro que encontráis alguna prenda de topitos que puedes recuperar. Y si no, siempre nos quedarán esos calcetines de lunares que te regalaron en el amigo invisible. Con unos pantalones tobilleros y unas deportivas serás la más cool de la sala de espera de tu fisioterapeuta.




VESTIDOS AIRE CAMPESTRE
Y aunque parezca más propio de la primavera, este otoño las tiendas se han llenado de los aires campestres... Con zapato sofisticado, botín, botas camperas o mis básicos de cordones rosas, estos vestidos siguen estando en primera línea.



EL CUERO
El cuero es un material que jamás pasa de moda, y menos en otoño, cuando el frío aún no arrecia y podemos seguir aguantando sin los plumas invernales. Esta temporada el cuero llega con todas sus variantes: polipiel de 2 céntimos de euro, piezas llamadas "efecto piel", cuero del fetén, borreguillo... Una cazadora de cuero de cremalleras, leggings y camisa de rayas y ya tienes un outfit trend. Si sumas a eso los ZAPATOS SLINGBACK con tacón kitten y punta xxl, el look es tendencia 100%. 


Lo puedes llevar en cazadora, en botas altas, pantalones, minifalda... Con una camiseta estampada, con textos, flores, perlas, bordados... Todo vale para redondear el look.



MOMENTO MILITAR
Las que pensaban que el color militar se había agotado el pasado otoño/invierno se equivocaba. Saca de nuevo tu cazadora made in war, tu baker, tu parka o tu bomber preferida porque no irás dando el cante por tu barrio. Y si le añades tu tejano preferido, pleno acierto. Para las más animadas, propongo una tarde de sábado cosiendo perlas a la cazadora, que están muy de moda. Ya. Yo este sábado no puedo, tengo clase de snorkel.



FLORES BARROCAS
Seguro que tienes en el fondo del trastero una maleta con vestidos que hace un siglo que no te pones porque parecen bodegones del Siglo de Oro español. Pues ya es el momento de desempolvarlos y devolverlos a la vida. Este otoño las flores molan y tú no vas a ser menos. Si te parecen muy sofisticados, ni lo dudes: unas deportivas y pa' la calle.




Perlas, botas calcetín, plumas, peluches, cuadros... Seguro que tienes en tu armario muchas prendas y complementos que puedes reciclar este otoño y que lo tienen todo para ser perfectas: son de tu talla, te gustan y no te cuestan un centavo. Y quien no se consuela... Os espero en IG @idoiabilbao y en mi cuenta de @21.buttoms ¡Hasta la próxima semana!



miércoles, 20 de septiembre de 2017

PATA DE GALLO, CUADRANDO TENDENCIAS



Aunque no lo creáis he vuelto a encontrar una talla XL en ZARA. Si la pasada semana hablábamos de ese reducto marginal que son las secciones para señoras gordas, esta semana volvemos a preguntarnos donde están las tallas XXL que marcan las etiquetas y que jamás encuentras en tienda. Todo un clásico.


Por supuesto que es una magnífica noticia que existan prendas de las colecciones que puedes encontrar con tu talla, pero ¿cuántas piezas confeccionan? ¿Seis? Es obvio que esas prendas existen, pero ¿Dónde? ¿En Zambia? Vayamos más allá: Dentro de una misma marca, ¿existen tiendas localizadas en lugares concretos que están más enfocadas a la talla grande que otros locales de la misma firma?  
¿Hay ciudades con más señoras plus size que otras, o es una cuestión aleatoria? Lo cierto es que existen varias tiendas de la misma marca en mi zona en las que sé, con absoluta seguridad, que JAMÁS voy a encontrar la XL. Del mismo modo, hay otras en las que tengo alguna posibilidad... Aunque no nos volvamos locas: la probabilidad de conseguirlo es de 1 sobre 100.  Sí amigas, “La leyenda de la chica de la curva” ha dejado de ser una historia en la que una señora se te aparecía cuando ibas en coche camino de Burgos para convertirse en una leyenda en la que una chica entra en una tienda y encuentra la talla que figura en la etiqueta.
Pero no nos flagelemos más, porque como adelantaba, esta semana traigo buenas noticias, he encontrado algo que resulta chic y no es un saco con estampado del siglo XII. Pero que no os engañe el efecto óptico “muaré” conseguido por mi cámara, no se trata de un estampado interestelar:  Es un baby doll con cuadros pata de gallo, tendencia estrella de la temporada.
No es que el vestido sea una revolución en el mundo del diseño, pero si tiene unas mangas con volumen que lo hacen bastante especial.  Y existe hasta la talla XXL… ¡Uy, perdón! ¡Qué ya se ha agotado! Parece que hay mucha mujer con sobrepeso suelta por el mundo…  Y poco volumen de producción.



Por cierto, las gafas son de PRIMARK y me costaron 1'50 euros. Soy de naturaleza inocente y confiada.

Espero que os haya gustado y podáis encontrarlo en tienda, en la web ZARA, lo tenéis hasta la XL.  Y la próxima semana abordaremos la cuestión: “¿Puedo estar trendy esta temporada sin gastarme un dólar? Hasta entonces, nos vemos en mi IG @idoiabilbao y en la cuenta (confieso cada día más abandonada) de @21.buttons. ¡Hasta pronto!


martes, 12 de septiembre de 2017

NO ES PAÍS PARA GORDAS


El post de hoy no está dedicado a mostrar nuevos diseños, últimas adquisiciones o propuestas de temporada. El post de hoy habla de lo impotente que se siente una cuando va de compras a un centro comercial, entra en una tienda,  llega a la sección de tallas grandes y se encuentra con un gulag de la estepa siberiana.


Una especie de  rincón apartado, inmensamente frío y con fuertes aromas a rancio... Sí, un lugar que lo último que transmite es entusiasmo. 

                    

Y mientras la nueva temporada aterriza en las tiendas llenando sus perchas de terciopelos, flores barrocas de colores otoñales, cuadros ingleses, topos, bordados, flecos, transparencias, peluches y volantes... De maravillosos kimonos y pijamas que no son pijamas, de bodys con estampados eléctricos, de tejidos combinados y parkas explosivas... Mientras sucede esto, en ese lugar inhóspito que es la zona XL, la ropa se muestra gris, lánguida, sin gracia... Tan básica que adormece. En la cárcel de Alcatraz había más alegría que en ese reducto marginal.

                   

En tu periplo, entras en varios comercios, buscas tu talla sin éxito, encuentras la sección plus size... Y una vez más, compruebas que con una 48 resulta imposible comprar ropa en un centro comercial a precios asequibles. A no ser que quieras moda para hacer la limpieza general de tu trastero.


Pero siempre me ocurre lo mismo, salgo de tiendas, como si aún no me hubiera acostumbrado al desierto. A ese lenguaje subliminal que transmite la sección de tallas grandes y que temporada a temporada me recuerda que soy gorda y que no tengo derecho a esas tendencias que salen en las portadas del VOGUE... Que me tengo que conformar con los básicos, la viscosa, el algodón con mezcla, los colores de perfil bajo y los estampados para nonagenarias marchosas.

             

Pero insistes, sigues buscando ropa. Sigues buscando ropa en una aventura que ni Calleja cruzando a nado el Orinoco con un cocodrilo a hombros. Hasta que encuentras algo que te gusta, que tiene color, vida... y que NO hay tu talla aunque lo ponga en la etiqueta. Sí, es la famosa XL fantasma, esa talla que tiene más leyenda que la chica de la curva... Definitivamente, solo nos quedan las firmas específicas... Aunque los diseñadores de muchas de estas marcas se empeñen en que a una gorda le queda superbien una falda de tablas, porque nunca han vivido en sus propias carnes lo que es usar una talla 52. Ni tan solo una 40.

             

Acaba la empresa. El evento ha sido un completo fracaso... pero para no regresar al hogar con  amargura existencial... Terminas comprando ese jersey de cisne que por lo menos no parece la sudadera del enterrador de Wichita.



Y de nuevo vuelves a caer en el manido, reiterativo y aburrido debate de las tallas en el que juro no caer cada 3 meses. Y regresan esas preguntas sin respuesta: ¿Por qué las firmas más accesibles no pueden hacer una selección de la colección de temporada en tallas grandes? ¿Por que crean esas cápsulas para señoras con sobrepeso que parecen haber sido diseñadas por Norman Bates? Aunque confieso que mis preguntas han dejado de ser cuestiones reivindicativas: a estas alturas, juro por mis pestañas que es pura curiosidad. ¿Será que este no es país para gordas? Va a ser eso.


martes, 5 de septiembre de 2017

SEPTIEMBRE, EL MES DE LAS FLORES CON PARABITA


No sé si os ha ocurrido en alguna ocasión, pero existen prendas que son mágicas. Parece que tuvieran alma... Eso es lo que me ocurrió al ver este mono con chaleco de muselina de la firma especializada en tallas grandes Parabita ... Con lo difícil que es encontrar moda plus size, siempre resulta reconfortante descubrir tiendas que crean tallaje para nosotras...

                         

Como este dos piezas que me cautivó: mono negro y blusa/kimono de muselina estampada... La combinación perfecta. ¿Queréis encontrar vuestra talla? Entonces pinchad en este enlace: PARABITA.

                         

Me encanta llevarlo cerrado con el cinturón...

                        

... y suelto a modo de kimono maxi chaleco. ¿Quién dijo que el otoño no es la estación de las flores?

                         

En esta tienda online las mujeres podemos encontrar una gran variedad de tallas: desde 42 hasta la 56. En su web  PARABITA podréis conocer más propuestas para la nueva temporada.

                          


Vestidos, blusas, chaquetas, faldas... Y su nueva colección DENIM con pantalones especiales de corte recto que definen la silueta, en el enlace tenéis una gran variedad de modelos. Como los de su colección business diseñada para el trabajo, con prendas cómodas para el día a día: descubre sus propuestas en este enlace: OFFICE WEAR. Y para las mujeres más deportistas, PARABITA presenta la colección ACTIVEWEAR. La mejor ropa urban para ponerse en marcha.  



Pues sí, PARABITA es una firma con estilos diferentes, para todos los gustos... ¿Cuál es el tuyo? ¿Sofisticado? ¿Urbano y cosmopolita? ¿Todo terreno?...






Definitivamente septiembre ha llegado, pero repleto de flores frescas y tendencias tamaño XXL... Os espero en mi Instagram @idoiabilbao o en mi cuenta de @21.buttons ¡Hasta pronto!